Páginas

quarta-feira, março 09, 2011

Caminada que emociona

En un domingo de temperatura agradable y con la calle Seoane tranquila, a las 4 de la tarde Jorge y su esposa Viviane llegaron en la iglesia Kairos para la entrevista.

La iglesia estaba vacía, las sillas no estaban puestas y el clima era de paz y tranquilidad.

Nos sentamos y empezamos a hablar un poco de nuestras vidas. Después de 30 minutos de charla empecé a preguntarle de su historia.

Jorge Eduardo Pórcel Arce, nacido en Santa Cruz de la Sierra, es un ser humano privilegiado.

En su vida se puede encontrar muchas emociones y desafíos que muchas veces fue difícil soportar.

- Hey Jorge, no aparentas tener 32 años, pensé que tenías 24.

- No Marquinho, tengo 32.

Mientras su esposa nos preparaba un cafecito, Jorge me mostraba sus marcas en la cabeza.

Cicatrices que dejan recuerdo del trágico accidente que sufrió hace dos años.

Este camba tuvo una infancia normal, creció en la iglesia y siempre paraba en la casa de parientes porque tus padres trabajaban.

No entró para el mundo de las drogas ilícitas pero desde sus 8 años fumaba cigarrillo y durante su juventud tomaba alcohol con frecuencia.

- Yo tenía todo en mi adolescencia. Tenía mujeres y plata, pero no era feliz.

Aunque frecuentaba la iglesia semanalmente, Jorge tuvo un encuentro verdadero con el Señor cuando tenía 18 años. Su amigo Kadir le influenció. Siempre estaban juntos, pero Kadir no se perdía. No tomaba y no fumaba. Curioso, Jorge quería un cambio en su vida y trancado en su cuarto se puso a orar al Señor:

- Señor, quiero tener un relacionamiento contigo como tiene Kadir.

Estudió Administración General en la Universidad Evangélica Boliviana. Trabajaba en preparación y evaluación de proyectos en la Unidad de Desarrollo Florestal.

Tuvo una relación en secreto con una chica durante un año y en este tiempo se alejó del Señor.

El fruto de este relacionamiento es André, hoy con 8 años.

Cuando André cumplió 3 años, su mamá se fue a algún lado y lo dejó con Jorge. En este tiempo, padre e hijo se quedaran muy próximos y construyeron una linda amistad. Su mamá volvió hace 1 año y ahora lo tiene con ella.

Jorge volvió a Dios después que Andrés nació. Tuvo la oportunidad de ir a una organización misionera llamada JUCUM (Juventud con una misión). Participó de JUCUM en Bolivia y Chile. Se tornó miembro de la iglesia Kairos después de una mala experiencia en su antigua iglesia.

Dice que sus antiguos líderes lo colocaron en disciplina y el castigo por haberse alejado de Dios era no tener ayuda de nadie durante 1 año, o sea, caminar solito. Después de 1 año se fue a Kairos.

Empezó como pastor en 2007.

- Al principio me sentía asustado por la responsabilidad, tenía que ser ejemplo. Hoy todavía siento el peso de la responsabilidad pero ya no estoy asustado.

En Kairos fue donde conoció su esposa. Se quedaran 6 meses como novios y después se casaron.

Cuando todo parecía tranquilo y perfecto, un camión manejado por un hombre borracho intentó borrar la nueva fase en la vida de esta familia.

- Era un día normal y la calle estaba tranquila. Volvíamos a nuestra casa y solo me acuerdo que vía un camión que aceleraba y frenaba. Ya no me acuerdo de lo que pasó…

Su esposa cuenta que el camión vino en alta velocidad y chocó al lado de Jorge, que manejaba.

Ella desmayó pero en algunos minutos despertó. Cuando abrió sus ojos miró Jorge en su falda, totalmente ensangrentado.

Personas llegaron al local para ayudarles. El hombre del camión bajó del vehículo y se durmió en la calle.

Fueron llevados con urgencia al Hospital Niño Jesús. El estado de Jorge era pésimo y los médicos ya le daban como muerto. Le hicieron tres cirugías, dos en el estomago y una en la cabeza. Por no encontraren una hemorragia interna que lo hinchaba, lo llevaron al Hospital

Foianini, uno de los más caros de la ciudad. Ahí le hicieron una cirugía en el estomago y una en la cabeza.

Los médicos no creían en su recuperación y dijeron que su permanencia en el Hospital sería de seis meses. También decían que posiblemente él iba quedarse con deficiencia mental.

Jorge soportó una semana y media en coma. Soportó las cirugías. Y en 29 días salió del Hospital para espanto de todos.

- Los médicos decían que era un milagro y juraban que yo iba a morir.

Son diversas las secuelas. Tiene marcas de las operaciones, su oído y su brazo izquierdo está un poco dañificado y su cabeza tienes algunos huecos.

También hizo cirugía plástica en su rostro, donde también colocaron placa porque estaba muy deformado.

Ya en su casa, dice que tuvo problemas en su cerebro. No tenía emociones, se portaba como una persona bruta y aburrida. Después volvió a su estado emocional natural.

- Mira, y el tipo del camión?

- Fue preso, pero está libre.

No hubo solamente secuelas físicas. 40 mil dólares fue el valor que su familia tenía que pagar.

- El padre del camionero pagó 5 mil dólares. Mi familia hizo almuerzos para recaudar fondos y personas de diversos países mandaron dinero para ayudarnos.

Después de este susto, tenía el desafío de volver a sus actividades normales. Tenía su familia, la iglesia y los nuevos desafíos.

- Volver a la iglesia fue como volver a vivir, fue diferente. Era como conocer de nuevo a la gente.

Hoy, Jorge está en una fase bien especial de su vida. Su esposa está en su séptimo mes de embarazo. Está llegando un hombrecito para traer otras novedades a la casa.

Jorge cree que su esposa fue personaje principal en la fase del accidente. Dice que Viviane en el día siguiente oró a Dios y lo escuchó. Confió en la palabra que el Señor la había dado, que sería una momentánea tribulación. Así pudo caminar firme en esta horrible situación.

Las dificultades no sacaron los sueños de Jorge. Quiere más hijos y trabajar mejor en la iglesia. Tiene la sensación de milagro, que toda esta situación del accidente le enseñó a confiar en Dios, a depender de El, que El suple y nos da a conocer de su carácter a través de las situaciones.

- Marquinho, vale la pena confiar en Dios. Dejar todo al Señor y descansar.

                                                             Entrevista realizada en 03/2010

Um comentário:

  1. Ai sim familia!!! TOtal apoio!!! A voz das ruas heim...vixi...E nois...

    ResponderExcluir